Saltar al contenido

La vuelta al trabajo y el balance en casa.

  • por

Este mes hablamos con Madre tribu sobre la vuelta al trabajo y todo el impacto que este cambio tiene tanto en la mamá como en el bebé y el entorno familiar que estos. 

La licencia de maternidad por nacimiento dura en su totalidad 16 semanas. Que son 4 o 6 semanas antes del parto y 10 o 12 semanas después del nacimiento. Si optamos por dividir la licencia después del parto en 12 semanas. Esto significa que nuestro pequeño bebé está de tan solo tres meses cuando empiezas a trabajar. 

El primer trimestre del bebé ya ha pasado y empieza el segundo trimestre que es un ajuste entre horarios, rutinas, nuevas estimulaciones, alimentación, reintegración laboral, comienzo en la guardería o con la niñera y no olvidar las noches de after party que llevamos cuando nuestro peque no puede dormir.

 Algunas mamas alargan la licencia en casa tomando días de vacaciones o aplicando la licencia parental de 9 semanas que se debe de tomar antes del primer año del bebe. Pero algún dia tendrás que volver al trabajo o estudio. ¿Y como lo puedes hacerlo de forma más cálida, amorosa y dosificada?

Fuente: internet

Hay tantos temas que hablar cuando pensamos en el retorno a la vida laboral o a la vida antes del parto y por eso está vez hemos seleccionado algo más importante que es la reintegración laboral en el aspecto de lactancia y los cambios del bebe en el sueño. 

En la ley está que cuando regresas al trabaja de la baja por maternidad tienes derecho a: 

  • 1/4 de la jornada laboral para extraerte la leche/ alimentar a tu bebé
  • Esto puedes hacerlo por un periodo de 9 meses 
  • 2 hora en una jornada laboral de 8 horas. 
  • Importante: ajuste de tareas laborales cuando trabajas con químicos o líquidos peligros. 

Espacio de maternidad en el trabajo: el empleador debe tener un espacio donde tu te puedes extraer la leche sin ningún problema. Hay algunos requisitos que este espacio debe de tener. OJO no todos los espacios o los empleadores tienen este espacio. 

¿Sabiendo esto como puedes reintegrarte a tu trabajo?
La integración laboral empieza desde un poco antes, asi puedes por ejemplo establecer algunas rutinas en casa con tu bebe para que cuando tu te vayas por varias horas tu te sientas más tranquila para dejarlo en casa. Logicamente no será nada fácil despegarte de tu bebito que haz cargado por 9 meses en tu pancita y ahora haz alimentado de dia y de noche por 3 – 4 meses. No es fácil está parte. 

Poco antes de finalizarse la baja por maternidad puedes tomar contacto con tu empleador para acordar de cuando empiezas y por ejemplo de hablar sobre la lactancia materna en el trabajo. Tal vez es bueno de hacer un plan de trabajo cuando regresas de esa forma puedes ir poco a poco escalando nuevamente en tus tareas laborales. 

Recuerda que no hay prisa en que tengas que ponerte al dia con el trabajo. Asi que tomate tu tiempo en reintegrarte con las tareas. 

Antes de empezar en el trabajo también es aconsejable que tu bebe se acostumbre al biberón de esa forma tú puedes irte más tranquila y tu bebe puede seguirse alimentando. 

También puedes practicar en de vez en cuando dejarlo con tu esposo y tener los días para acostumbrarse a ir a la guardería antes de que tu licencia finalice. Ojo este paso de dejarlo en la guardería también será muy muy difícil y no pasa nada si lloras y te sientes triste. Es normal que te sientas así. Ya verás que tu bebe lo cuidaran muy bien y las guarderías están especializadas para el cuidado de tu pequeñito. 

Otro de los consejos que doy a mamitas que es que hagan un banco de leche y practiquen también el extractor de leche materna varias veces en casa así es más fácil hacerlo en el trabajo. 

La etapa de los 4 /5 meses después del parto es una de las etapas más difíciles emocionalmente. Ya todas las visitas se los familiares, amigos y colegas han pasado a conocer al bebe, las noches siguen siendo intensas y ahora debes de regresar al trabajo. 

Está etapa tiene algunos retos que son: 

  • La preocupación de nosotras las mamas
    por el cuidado de nuestro bebe, ya que siempre pensamos que nosotras sabemos todo y lo hacemos mejor que nadie. 
  • El estrés del trabajo por tal vez un sentimiento de culpa que tenemos al haber está ausente por 4 meses de baja. OJO no te olvides que esos 4 meses no fueron vacaciones, estabas terminando de crear una personita y dar a luz, seguir cuidando de esta criatura y también te estabas recuperando tu, tu cuerpo, tu mente del parto y convertirte en madre.
  • Nuevas rutinas y nuevo balance familiar. 

Entre todos estos retos tenemos también el sueño y los cambios que experimenta el bebé. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *