Saltar al contenido

La experiencia del viaje con mi familia

  • por
Maminfo

Les voy a contar cómo empezó la idea de irnos por 2 meses de viaje en familia.

Después de unas semanas del nacimiento de mi pequeña en marzo nos fuimos donde los abuelos para pasar unos días allí con ellos y nuestro hijo mayor pudiera jugar y recibir más atención mientras nosotros nos recuperábamos del parto y conocíamos más a nuestra pequeña princesa. Recuerdo que fue después de 5 días cuando íbamos de regreso a casa en el coche le plantee a mi esposo la idea de irnos más tiempo con los niños porque de verdad la habíamos pasado muy bien en familia. Durante el camino a casa seguimos hablando sobre esta idea y las posibilidades de hacer un viaje por más tiempo.

Esta oportunidad nos la brinda la nueva ley del 2022 con 9 semanas de licencia parental remunerada con el 70% del salario.

Ya hace más de una semana que salimos del trabajo para compartir en familia y dedicarles más tiempo a los pequeños. Esto es verdaderamente un regalo inolvidable que nos hemos dado. Pero se preguntarán, ¿cómo lo hacen?

En el trabajo tenemos la posibilidad de pedirnos esta licencia parental por 9 semanas. Primero es un derecho de legalmente no puede ser negado y segundo en estos momentos de nuestras vidas pensamos que nuestros hijos tienen más prioridad ya que la niñez pasa demasiado rápido.

¿Cómo fue pedir el permiso en el trabajo?
Bueno esto sí fue muy bien pensado. Primero hablé con mi jefa sobre esta nueva ley que hay y después le comenté la idea de hacer un viaje por 8 semanas en familia. En ese entonces no sabíamos cuándo seria planeado, pero si sabíamos que tendría que ser antes del primer año de nuestra hija.

De regreso al trabajo después de la bajo por maternidad en la primera semana envíe la solicitud de la licencia parental por 9 semanas que debe de hacerse a más tardar 2 meses antes de que empiece. Esta fue sin ningún problema aprobada en el sistema. En las reuniones con mi jefa hablamos del tema 2 veces y por motivos de sus vacaciones el contacto fue muy poco así que no experimenté ningún conflicto en este proceso.

Mis colegas reaccionaron también muy felices, pero a la vez sorprendidos que nos fuéramos tanto tiempo de viaje.

En mi experiencia sentí en este proceso algo de curiosidad, pero también mucha felicidad. A veces si sentía alguna dificultad por ser tan leal a mi trabajo, ya que sentía que apenas había regresado de mi licencia de maternidad y muy pronto me estaba yendo de nuevo con licencia parental por 9 semanas.

En este tiempo de vuelta al trabajo y prepararme para volverme a ir no tuve ninguna guía como hacer. Esto si me dio mucha ansiedad laboral ya que como acababa de empezar después de la baja de maternidad sentía que tenía que ponerme al día con el trabajo. Lo bueno fue que mi equipo de trabajo me apoyo mucho en el plan que hice para los 3 meses que estuve de regreso. Es importante recibir una guía cuando inicias nuevamente en el trabajo para poner las ideas y proyectos en orden.

Para mi esposo fue también muy fácil hacer la solicitud de la licencia parental. En su empresa también fueron flexibles. Claro que sí recibió algún comentario sobre su licencia que era por 9 semanas. Pero en general todo salió bien.

¿Cómo nos preparamos para este viaje?
Empecé unas semanas antes a leer y escuchar podcast sobre viajar en familia/ con niños. Esto me ayudo muchísimo para hacerme una idea como era esta etapa por la que iba a pasar.

La parte financiera la logramos balancear alquilando nuestro hermoso apartamento en Amsterdam por AirBNB. Con el 70% del nuestro salario y los ingresos del alquiler balancearíamos bastante estas semanas. También la idea era viajar en coche modo económico y simple, comer en casa y hacer actividades que entraran en nuestro presupuesto. Tengo el privilegio de estar casada con un hombre de finanzas así que él se encargó de hacer todo un presupuesto del viaje (acomodación, comidas, coche, actividades, compras, etc.)

Las maletas y organizar la casa para alquilarla fue la parte más pesada del comienzo del viaje. Empezamos desde días antes a organizar y separar todo lo que llevaríamos y el ultimo día, bueno teníamos que meterlo en el coche por todos los lugares que había, hahaha… al final llevamos de todo para los niños y para nosotros, también pensando en que si algo, podríamos comprar lo necesario en el camino… 

Él organizar la casa para alquilar fue todo un reto porque es como una mudanza cuando quieres dejar tus cosas personales guardadas en cajas. Allí nos dimos cuenta de que tenemos muchas cosas. Algo que me gustaría revisar cuándo estemos de regreso y vivir con menos.

¿Quieres saber más? Las próximas semanas te sigo contando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *